Archivo del sitio

Columna “Urbi et Orbe”. El factor latinoamericano

columna urbi et orbi 2

Por Giancarlo

La llegada del Arzobispo de Buenos Aires a la Sede de Roma “…desde el fin del mundo” ha provocado un reacomodo interesante en las posiciones de destacados miembros de la jerarquía católica latinoamericana. Francisco lo sabe.

El primer movimiento estratégico de gran magnitud se dio al colocar al obispo hondureño Oscar Andrés Rodríguez Madariaga como coordinador o secretario del grupo de cardenales que a encargo del Papa estudia, planea y ya ejecuta la llamada reforma de la curia. Es sin duda la posición de mayor trascendencia par ala Iglesia en el mediano y largo plazo.

Discutir analizar y decidir la “línea” con uno de los suyos -y en español- es fundamental para el Papa, ya que se entiende con él sin traductores y sin fallas en la comprensión de los mensajes. Para Francisco resulta entonces esencial y en esa posición se encuentra el purpurado centroamericano, quien además tiene fama de una gran capacidad organizativa y talento ejecutivo, lo cual es prioritario para entender y lidiar con la burocracia vaticana y los naturales bloqueos e inconformidades al cambio. Se entiende con él sin traductores y sin faltas en la comprensión de los mensajes. Su preocupación real por los pobres le unen a Francisco. Incluso ha sido galardonado por su compromiso con los mas necesitados. Hasta hace unos días era además presidente de Caritas Internacional, espacio en el que ha sido relevado por el Cardenal filipino Luis Antonio Tagle.

Casi a la par de ese movimiento en Caritas Internacional se dio el relevo en el CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano) en donde asume la presidencia el Cardenal y Arzobispo de Bogotá Rubén Salazar Gómez. Su cercanía a Francisco es evidente. En sus primeras declaraciones ha marcado una ruta para la Iglesia latinoamericana con tintes que recuerdan de inmediato las posturas de Bergoglio diciendo que el el buen cristiano lucha contra la corrupción y todo aquello que desestabiliza un país. Y, por tanto, estimó, “es una persona que se compromete verdaderamente con la democracia y el bien común”.

“El cristiano es un discípulo de Jesucristo, es un verdadero misionero, y la misión se entiende precisamente en su incidencia en la vida de la sociedad, pero también en llevar el evangelio a todos los ámbitos de la política, la economía…”, señaló el nuevo presidente del CELAM, al responder una pregunta de un periodista. No hay duda de la cercanía de pensamiento con el santo padre. Latinoamerica está jugando fuerte en la agenda social de la Iglesia.

No hay que dejar pasar que también en el CELAM -donde el mexicano Carlos Aguiar Retes, presidente saliente también juega una posición de peso- el Secretariado General fue a dar a las manos del obispo auxiliar de la diócesis de Morelia, Michoacán, casualmente la sede que hace poco le dio a México un nuevo cardenal en la persona de Alberto Suárez Inda.

Ahora ya -sin el encargo continental- el arzobispo de Tllanepantla, Estado de México, Carlos Aguiar Retes esta libre para cubrir alguna nueva responsabilidad en el juego estratégico de Francisco. De todos es sabido la cercanía ideológica de Aguiar Retes con Bergoglio. El documento de Aparecida es una obra ideada en la mente de varios obispos latinoamericanos por supuesto pero es sabido el papel protagonico del mexicano y el argentino. De hecho la “Gran Misión” que el 17 de mayo se inicia en Tlalnepantla está en línea directa con el espíritu de misión que el documento de aparecida pide a la Iglesia latinoamericana. No sería pues sorpresa ver, incluso, a Don Carlos Aguiar enlistado en algún próximo consistorio.

Si hubiese dudas de la importancia que para el actual pontificado tiene América Latina habrá que revisar la agenda de su próxima visita pastoral. Estados Unidos, Cuba, Bolivia y Paraguay le esperan ansiosos. Ahí veremos seguramente nuevas pistas de lo que el papa quiere de su continente. Hay pues ya un re acomodo latinoamericano. Francisco sonríe.

Anuncios

El 2015 será el “año de los pobres” para la Iglesia en Filipinas

filipinasaciprensaFuente: Agencia Fides.

Foto: Aciprensa

Compasión pero también “no” a la corrupción: la iglesia celebra el Año de los pobres

Manila (Agencia Fides) – Poniendo la mirada en el Señor crucificado, el pobre por excelencia, “despojado incluso de la dignidad”, la Iglesia de Filipinas invita “a celebrar el año 2015 como el Año de los pobres”. Cristo, con su sufrimiento “se hace oprimido, despreciado, impotente y miserable”, señalan los Obispos en un mensaje publicado el 30 de noviembre por Su Exc. Mons. Sócrates B. Villegas, Arzobispo de Lingayen Dagupan y Presidente de la Conferencia Episcopal, enviado también a la Agencia Fides. Lee el resto de esta entrada