Archivo del sitio

“In Memoriam” Galeria fotográfica del Padre Jenaro

Naucalpan, México a 3 de febrero/2012. (Voces Católicas). Publicamos aquí algunas imágenes de la vida del Padre Jenero Aviña. Sacerdote de la Arquidiócesis de Tlalnepantla.

Agradecemos a Monseñor Víctor Sergio Mercado Pimentel habernos permitido acceder a estas fotos.

Recuerdan al Padre Jenaro en Santa Cruz del Monte.

Naucalpan de Juárez, México. 30 de enero/2012 (Voces Católicas/Redacción). El Padre Jenaro Aviña, asesinado en su casa parroquial hace un par de días en Villas de la Hacienda, Atizapan de Zaragoza,   fue párroco en Santa Cruz del Monte por un periodo de 22 años ha dicho Monseñor Víctor Sergio Mercado Pimentel, quien ahora está al frente de dicha comunidad en Naucalpan, Estado de México.

“El Padre Jenaro era un sabio” mencionó su sucesor en la misa de 12 del día, de ayer domingo en el templo que él construyó. “El Padre era  “Un hombre de Dios”  y “…un apasionado de la enseñanza”. De hecho, “…como cada semana, el pasado viernes fue a impartir clases al Instituto Agustiniano” comenta a los fieles  Monseñor Mercado Pimentel.

Informa Monseñor  que habrá una misa durante 30 días en Santa Cruz del Monte a las 19:00 horas “…pidiendo a Dios por su alma, pero principalmente para que Dios nos consuele”. “Veintidós años no son fáciles de borrar y él fue para muchos de ustedes y para mí su amigo, para todos un maestro, para mi un hermano sacerdote.”

El Padre Jenaro “…era un hombre valioso, sabía hablar por lo menos unas 5 lenguas, además conocía  de todo, era como una enciclopedia y su pasión era enseñar, enseñar la palabra de Dios”. Nuestro éxparroco comenta Monseñor “…sabía de liturgia, sabía de comida, vinos, de todo. Era un Padre bien preparado y al mismo tiempo un hombre que aprovechaba los talentos que Dios le había dado”.

Ojalá que escuchemos lo que Dios nos quiere decir con su muerte, que Él ha permitido. Ojalá que pidamos por la conversión de estas personas que le han privado de la vida. Dios permitió esto. Hay que reflexionar la razón, el porque de esto...”

Por último, Monseñor Mercado pidió a los fieles reflexionar sobre la urgente necesidad de vocaciones sacerdotales, ya que dijo “…al día de hoy en el seminario sólo hay 16 muchachos en Teología” y en estos últimos meses “…hemos perdido ya varios sacerdotes por enfermedad en la Arquidiócesis”. ”Es un momento difícil, hay que pedir que el señor nos consuele por la muerte del Padre y nos ayude con nuevos sacerdotes…”