El Mal Social

Por Pbro. Pedro Miguel Funes

El mal como tal no es una entidad o un ser, sino algo que falta.

Moralmente hablando significa el desorden de la voluntad que elige un bien que no corresponde o lo busca con una intención torcida o con los medios y en las circunstancias que no debe. Muchas veces nos detenemos en la consideración de la moral a nivel individual, pero es necesario extender la reflexión también a nivel social.

Hay que decir aquí que no pueden atribuirse a la sociedad acciones buenas o malas de la misma forma como se atribuyen a las personas individualmente consideradas. Decir que una sociedad ha decidido algo debe entenderse analógicamente, tomando en cuenta que los mecanismos de decisión en la sociedad descansan finalmente sobre la base de decisiones personales. Por eso, hablando del mal social, lo que ha de tenerse presente en primer término es que la mala actuación de una persona incide en la relación con su prójimo y, a partir de ahí, en las relaciones de grupos y sociedades.

Se ha acuñado la expresión “pecado social” para referirse a las acciones que por su mismo objeto constituyen una agresión directa al prójimo, hiriendo la justicia entre persona y persona y entre persona y comunidad. Así, son pecados sociales los que atentan contra los verdaderos derechos de la persona humana, comenzando con el derecho a la vida, el derecho a la libertad, especialmente la libertad religiosa y de conciencia. Ahora bien, teniendo en cuenta que el bien común es el punto de referencia más alto y obligatorio para las cuestiones sociales – en cuanto que abarca las condiciones para el desarrollo de la sociedad que permiten a su vez el desarrollo o la perfección de quienes la componen – mal social es, ante todo, aquel que ataca el bien común y sus exigencias en alguno en varios puntos de la gama de derechos y deberes de los ciudadanos.

Ya que el mal social afecta también las relaciones entre las distintas comunidades y grupos humanos, como consecuencia se producen estructuras desordenadas o de plano injustas que en ciertos casos son difíciles de eliminar, porque se consolidan y se convierten en fuente de otros males o desórdenes, aunque siempre tengan como raíz las decisiones malas de las personas. Este tipo de males en muchas ocasiones persiste más allá del tiempo de vida de una sola persona, como puede verse, por ejemplo, historicamente hablando, en el caso de la esclavitud.

Las principales tentaciones actuales que inclinan a producir situaciones de males sociales estructurales aún a nivel internacional parecen ser principalmente dos: la búsqueda desmedida de riquezas, en el plano económico, y la búsqueda desmedida del poder, en el plano político, que permite imponer a los demás la propia voluntad. Cualquier precio se paga por alcanzar estos “fines” y las sociedades sufren, en cuanto sufren las personas que las componen, especialmente las más débiles.

Con todo, hablar del mal social no tendría sentido sin la referencia al bien. Así como nos impresiona el mal social porque sufrimos las consecuencias devastadoras que conlleva, no debemos olvidar que lo que verdaderamente cuenta con consistencia y solidez es el bien, y que hay un bien social con el cual estamos llamados a colaborar a través de la familia, el trabajo, la educación, la cultura, la política…

Publicado con autorización del autor.

Imagen: Catholic.net

 

Anuncios

Acerca de vocescatolicas

Este es un blog que pretende difundir el acontecer en el mundo católico. Blogeamos "Desde algún lugar de la Diocesis de Tlalnepantla" para el mundo, a fin de que se escuchen las voces y noticias del mundo católico

Publicado el 29 mayo, 2012 en Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: